buscar
Espanol flagIngles flag






Tiempo estimado de lectura 5:28 min. rellotge



El sufragio femenino

El voto femenino es producto de una larga revolución social, económica y política en distintos lugares del mundo.

La intención de este nuevo derecho para las mujeres incluía, además del derecho a votar, una mayor independencia y una autonomía hasta la fecha jamás imaginada.

Tras el estallido de la Segunda Revolución Industrial este movimiento social fue el causante de que en muchas partes del globo se sufriese una recuperación del movimiento feminista destacando Gran Bretaña como patria del sufragio femenino. Es en este mismo punto geográfico en donde se produce la lucha por este privilegio de na de las formas que se sucedieron: la violenta y la pacífica. En las calles londinenses las riadas de mujeres manifestantes en pro de los derechos de las mujeres acabarían, en su mayoría, arrestadas o enfrentadas con las cargas que la policía hacía sobre ellas con el fin de mantener el orden. En otros países, como España, el sufragio femenino se obtuvo ni más ni menos, de forma pacífica, a raíz de la creación de leyes por mujeres relacionadas directamente con la política y cuyo papel en las instituciones lo hicieron posible (véanse los casos de Clara Campoamor o, en Argentina, con Eva Perón).

Los primeros síntomas de la necesidad de un cambio era el crecimiento de mujeres solteras mayores de 45 años, las necesidades sociales ya no se centraban en el matrimonio sino que en las cabezas de una importante cifra de mujeres de clase media primaban otros asuntos como la incorporación al mundo laboral o el estudio. La incorporación al trabajo y, sobre todo, en puestos hasta entonces reservados al hombre, fue bastante lento pero tras el estallido de la Primera Guerra Mundial el aliento femenino se aceleró y muy pronto observaríamos como la conciencia femenina sufriría uno de los avances más importantes de la Historia de Género. Una vez probado la experiencia de trabajar, de un salario desempeñando trabajos hasta la fecha vetados a la mujer gustó más de lo que pensaba y pronto se oirían voces que abogaban por el derecho de voto, la mejora de la educación, la capacitación profesional y la apertura de nuevos horizontes laborales, la equiparación de sexos en la familia como medio de evitar la subordinación de la mujer y la doble moral sexual.

“El sufragismo aparece como una forma de encuadramiento de mujeres de todas las clases sociales, a pesar de sus distintas ideologías y objetivos, pero coincidentes en reclamar el derecho a la participación política, uno de cuyos requisitos es el voto, para reformar la legislación y la costumbre y, en consecuencia, la sociedad (…)”. Estas voces que en un principio creyeron caer en el olvido no hizo más que generar una conciencia sufragista que vería sus mejores momentos en el siglo XX.
Como suponemos la evolución en el mundo europeo fue muy diversa pero es importante saber que dicho sufragismo no podía surgir más que los países que adoptaron el régimen capitalista, países de clase media poderosa y con unos ideales democráticos asentados en sus instituciones políticas. La excepción la encontramos en los países nórdicos ya que allí apenas se produjeron dichos movimientos y reivindicaciones ya que el peso y la relevancia de la mujer en la vida social, en general, ya había creado, desde hacía tiempo, una situación de igualdad jurídica entre ambos sexos.
El resumen de esta fervorosa lucha social de género presenta muy diversas características ya que en países originarios del bloque imperial central (austro-húngaro, alemán, turco o ruso) se observa como tras los desafortunados acontecimientos bélicos (véase la Primera Guerra Mundial o la revolución Bolchevique) trajo la oportunidad a sus mujeres con el voto femenino sin existencia previa del sufragismo.

En los países occidentales se han observado dos evoluciones del movimiento sufragista y sus logros que caben diferenciar; parece ser que en aquellos países cuya población se profesaba protestante (Inglaterra, Holanda…): los cambios no se hicieron esperar. Y no se debe únicamente a este hecho sino que se ha documentado que aquellos a los que nos referimos disfrutaban de una salud política, económica, social envidiable. Por otro lado, nos encontramos con los países de mayoría católica (Italia, España, Portugal…) este cambio se obtuvo en menor grado y más tarde, se habla del factor “retraso”, un síntoma de al que se duelen estos gobiernos desde hace muchos años. Sin embargo, en los países que surgirían de los imperios turcos (Yugoslavia, Grecia o Bulgaria) la tradición pesaba aún más y la situación de la mujer no sufrió ningún cambio.

El primer país en ofrecer el sufragio universal (y también permitir a las mujeres presentarse a elecciones para el parlamento) fue Australia del Sur en 1902 (según otros en 1894) y Tasmania en 1903.

Al otro lado del charco también se vivieron importantes “batallas de género” pero, siguiendo su tónica, muchas de éstas se ganaron debido a paradojas tan increíbles pero beneficiosas como es el claro ejemplo que encontramos en 1776 en Nueva Jersey, cuando se autoriza, accidentalmente, el primer sufragio femenino al usar en la ley la palabra «personas» en vez de «hombres». Una vez comprobado el resultado no dudaron en abolirla unos años después.
Siguiendo con los logros ocurridos en territorio estadounidense debemos hacer mención al territorio de Wyoming el cual se convertiría en 1868 el primer estado de EE.UU. donde se instauró el «sufragio igual» (sin diferencias de género) aunque no el sufragio universal (no podían votar hombres ni mujeres de piel negra).

1838 es otra de las fechas claves ya que, en las islas Pitcairn (parte de la Polinesia), se aprobó el sufragio femenino equiparando al hombre con la mujer, y viceversa. 1853, en la provincia de Vélez (en el actual departamento colombiano de Santander). En algunos países se optó por la concesión de un sufragio restringido, por el que se obtenían ciertos derechos pero ni por asomo se podía asemejar al del hombre. Un caso bastante claro lo encontramos en Australia del Sur en 1861.

Es increíble la astucia de los gobernantes para no ceder ni un ápice a las consignas feministas y se han encontrado casos tan inverosímiles como el de Nueva Zelanda en donde, a pesar de la ardua lucha llevada a cabo por su principal protagonista (Kate Sheppard), se llegó a permitir votar a las mujeres pero no estar presentes en las elecciones.

El Feminismo de hoy en día sigue abogando por la igualdad de la mujer, por la abolición de aquellas tradiciones que vejan al género femenino como la ablación…y, como no, por lograr que en aquellos recónditos países en donde siguen sin reconocer el sufragio a las mujeres se empiecen a (Líbano).
No fue nada fácil convencer a un montón de señores chapados a la antigua, hasta entonces ni siquiera las propias mujeres se habían imaginado la posibilidad del voto o todas aquellas oportunidades y vivencias de las que son ordinarias para nosotras hoy día. Una estampa bastante común en diversos países eran los tenderetes instalados en la calle en oposición al movimiento frecuentado por un sinfín de curiosos y otros muchos convencidos de la innecesidad del cambio.

Nuestro tema es el sufragio femenino, un movimiento reformista que abarca tanto el marco social, económico como político cuyo principal fin era la extensión del sufragio a las mujeres, la concesión de más privilegios a la mujer y la igualdad con el hombre en todos los aspectos. Pero no olvidemos que aún existen países muy cercanos y no tan desconocidos en donde ni siquiera está reconocido el sufragio masculino.








...por Carolina Fontanals ...por Carolina Fontanals


Patrocinador



Otros Reportajes:


Los más comentados:




Publicidad




Patrocinador




6 comentarios en El sufragio femenino

  1. Antes del sufragio femenino las mujeres no se emborrachan ni tiene libertad sexual alguna y, en contrapartida, soportan estas lacras en los hombres frente a los que no tiene posibilidad de defenderse al carecer de derechos y de igualdad. Era necesario equiparar la sociedad y que las mujeres pudieran luchar por la igualdad.

  2. Aunque fueron las norteamericanas las que desempeñaron un papel principal mas importante en la creación de organizaciones feministas en muchos países, el feminismo británico también tuvo un papel influyente aunque menos directo.

  3. La importancia de Gran Bretaña en el desarrollo del feminismo mundial sólo fue superada por la de Norteamérica. El teórico más importante de feminismo, John Stuart Mill, y la figura más influyente del feminismo moral internacional, Josephine Butler, fueron británicos.

  4. Nos ha costado mucho el sufragio de la mujer, mujeres que se atrevieron ha desafiar ante el poder autoritario donde era necesario equilibrar oportunidades iguales, porque hace más de cincuenta años los hombres decidían sobre las mujeres, hoy día hay mucho por hacer. Todavía falta algunos países por legalidad el voto a la mujer sólo por citar algunos Arabia Saudit, Omán, Bután… las mujeres tienen derecho a tener una vida digna, excluyendo la violencia intrafamiliar, y sobre todo, dejar que ellas mismas decidan su propia vida.

  5. Ahora lo vemos como algo normal y somos incapaces de valorar lo que supuso para la mujer ese gran avance en la igualdad de sus derechos. Enhorabuena por el reportaje y felicitar a PortalMundos.com por los interesantes momentos de lectura que nos regala a los que nos gusta la Historia.

  6. Las autoridades tienen que empezar a valorar lo indispensable que es que todos, tanto hombres como mujeres, voten así lograremos un mundo más democrático y más justo, la ignorancia y el miedo ha hecho que muchos países no progresen.

Publicidad



En colaboración:
Fox   National Geographic Channel   Feelnoise   Foxlife   Guinness World Records   Phaidon   Blume   Editorial Planeta

| PortalMundos.com Internacional |
fltx Europa: España fltx América del Norte: México, US en español fltx América Central: Costa Rica, Cuba, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Puerto Rico, República Dominicana fltx América del Sur: Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay, Venezuela

PortalMundos Factory, S.L. | 2000 - 2016 | Hosting Profesional por :: isyourhost.com ::