buscar
Espanol flagIngles flag






Tiempo estimado de lectura 4:42 min. rellotge



Cinematógrafo: El nacimiento de un arte

El cinematógrafo es uno de los inventos que más han evolucionado desde sus comienzos y uno de los más importantes para el ser humano a lo largo de sus casi 110 años de existencia.

Los antecedentes de este descubrimiento hay que encontrarlo en el zoótropo, donde ya se percibían imágenes en movimiento mirando a través de unas ranuras verticales, o en el praxinoscopio, inventado por Charles Émile Reynaud en el año 1877, donde algunos dibujos cobraban vida en un tambor giratorio. Estos aparatos de visionado solamente se podían utilizar de manera individual, como ocurría también con el kinetoscopio de Edison. Por lo tanto aunque ya se hacen experimentos importantes que tendrían una importancia vital en el futuro no será hasta la aparición de los Lumière cuando esas imágenes por fin se proyecten.

Los dos hermanos, Auguste y Louis, consiguen crear el cinematógrafo en su fábrica de Lyon con unas placas fotográficas en el año 1894. En un principio sólo lo mostrarán a amigos y conocidos, lejos de comprender la importancia del descubrimiento, es más, pensaban que nadie iba a estar interesado en una cosa así. Un año más tarde, en el mes de marzo, montaron una proyección privada en donde aparecían los obreros de su propia fábrica, y unas pocas semanas después fueron a una exposición de fotógrafos donde los hermanos filmaron a éstos a su llegada al lugar. Al día siguiente comprobaron el éxito de su iniciativa y siguieron adelante con el proyecto. El descubrimiento que desarrollan empieza a ir de boca en boca por lo que la expectación va creciendo, así que el 28 de diciembre de 1895 llegó el gran día. En el Boulevard de lo Capuchinos, en una salita pequeña, se presentaron las primeras imágenes que mostraban “La llegada del tren a la estación”. Como anécdota se cuenta que más que admiración y sorpresa, los presentes sintieron miedo cuando vieron en la pantalla acercarse el tren y pensaron que se iba a salir de ella. Algunos incluso se levantaron de sus asientos.

Los hermanos Lumière se dan cuenta de la importancia de su invento cuando leen los periódicos del día siguiente y el revuelo montado en torno a ellos. Se dice que el verdadero artífice del milagro fue realmente Louis y que Auguste le ayudó en lo básico. El primero de ellos dio con la forma de engranar de alguna manera la película, utilizando dos perforaciones por cada imagen y después adoptó el nombre de su invento. Técnicamente se trataba de una película sensibilizada que estaba compuesta por sales de plata y que lleva un formato de 35 mm, de forma que las perforaciones que tiene la tira en los laterales se introduce en los engranajes que hay en el proyector. Los iniciadores del séptimo arte tendrán que hacer frente a la demanda que el éxito ha creado, sobre todo a la hora de la construcción de máquinas, cintas, etc., lo que convierte a la ciudad de Lyon en la primera ciudad del cine. Los Lumière continuarán perfeccionando su invento y para ello estudiarán los campos del color o el sonido, algo que tardará bastantes años en cristalizar. Curiosamente las imágenes que aparecían eran de bastante calidad para lo que se podía esperar en un primer momento. Ambos hermanos se hicieron especialistas en el close-up, el decorado, el encuadre, en los travellings, etc. Louis Lumière también realizó la primera comedia en el cine que se llamaba “El regador regado” y los trucos más desarrollados se pudieron ver en el siguiente experimento llamado “La demolición de un muro”, donde unos muros caídos vuelven en un momento a su lugar de origen. Louis sólo invirtió la película para ese truco, pero realmente creo una auténtica revolución entre los que lo vieron.

Su posterior comercialización vendría de la mano de Méliès, que le dará al descubrimiento mucha creatividad y un sentido de realización completamente nuevo. En sus creaciones plasmó ideas literarias y contenidos fantásticos y de ficción. Además destacó su habilidad en realizar situaciones con sentido del humor, dando una vuelta de tuerca a la realidad cotidiana.

Georges Méliès es considerado el primer realizador cinematográfico, lo que era considerado ya en la época un artista. Él mismo organiza el primer estudio de cine donde trabaja con todas las ideas que tiene y las posibilidades que puede haber en el mercado. Era bastante hábil con la mecánica y se rodeó de un equipo considerable de maquetas e instrumentos diversos que luego podía convertir por ejemplo en impresionantes monstruos.

Su entusiasmo por los fantástico, lo sobre natural y lo oculto le llevaron tratar en muchas ocasiones la figura del diablo y en un par de obras eligió el mito de Fausto que baja a los infierno y después vende su alma al propio diablo.

Otro de los temas que le interesan mucho es el mundo de los viajes, para ello utilizará máquinas del tiempo como en la película que realizó en 1904 “Viaje a través de lo imposible”, que en algunas ocasiones mezclará con situaciones de humor como en “El hombre de cabeza de caucho”.

Su capacidad imaginativa y de innovación le llevó a realizar cosas impensables un tiempo atrás. Utilizó la sobreimpresión, rodando varias escenas idénticas en el mismo lugar sobre decorados fijos, combinado este sistema con el llamado “stop motion”, que hacía que la película no corriera, mientras que los elementos que están en la escena, los objetos o las personas, van cambiando.

Poco a poco las técnicas utilizadas por Méliès eran cada vez más perfectas teniendo en cuenta que desde el año 1897 que empezó su creación hasta 1913 realizó unas quinientas películas, de diferentes tamaños y formas, de las que sólo se han rescatado mucho menos de la mitad, unas 140; él mismo se encargó de quemar unas cuantas más.

El milagro del cine apareció hace más de un siglo y sus creadores hoy día nunca podrían imaginar lo que ellos mismos habían creado con sus propias manos. Sería muy difícil buscar una actividad que haya evolucionado tanto, que sea tan distinta a hace un siglo, incluso a hace cuarenta años. Los hermanos Lumière pusieron la primera piedra de este gran negocio que ya empezó a atisbar su importancia el propio Méliès, que quizás, siendo justos, fue el creador que en aquel momento más apostó por el cinematógrafo, sus ideas y sus inventos fueron claves para otras generaciones de artistas, pero el trabajo difícil ya estaba hecho.








...por Sergio Yuguero ...por Sergio Yuguero


Patrocinador



Otros Reportajes:


Los más comentados:




Publicidad




Patrocinador




Publicidad



En colaboración:
Fox   National Geographic Channel   Feelnoise   Foxlife   Guinness World Records   Phaidon   Blume   Editorial Planeta

| PortalMundos.com Internacional |
fltx Europa: España fltx América del Norte: México, US en español fltx América Central: Costa Rica, Cuba, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Puerto Rico, República Dominicana fltx América del Sur: Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay, Venezuela

PortalMundos Factory, S.L. | 2000 - 2014 | Hosting Profesional por :: isyourhost.com ::